Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Más información Entendido

Alquiler


Yomaris Servicios Inmobiliarios, como agencia especializada en alquiler, le ofrece una gran cartera de inmuebles en alquiler y alquiler con opción a compra a lo largo de toda la Costa.

Solicite información del inmueble que sea de su interés en nuestro BUSCADOR. Agencia homologada por el Plan Nacional de Alquiler Garantizado. Corte de Arbitraje.





Como Agencia homologada por el Plan Nacional de Alquiler Garantizado, ponemos a disposición de los propietarios un seguro de arrendamiento o GARANTIA DE ALQUILER.


¿QUÉ ES LA GARANTÍA DE ALQUILER?

La Garantía de Alquiler es el único impreso oficial del PNAG de La Corte de Arbitraje y de este sistema especial de Jurisdicción en Arrendamientos.

Se adjunta a cualquier contrato de arrendamiento (vivienda, local, nave, etc.) entre particulares o empresas y para toda la duración del contrato, garantizando al ciudadano que, en caso de que surja cualquier tipo de conflicto, entre inquilino y propietario, éste se resuelva juzgándose de una forma eficaz y ágil y con toda la firmeza que implica una sentencia de carácter firme y de obligado cumplimiento.

El impreso de la Garantía de Alquiler se puede incorporar al contrato de alquiler en cualquier momento de la duración del mismo ya que tiene carácter retroactivo y además no prescribe.

La Garantía de Alquiler está reconocida por diversas instituciones a nivel nacional e internacional, como el Banco de España que propone la alternativa arbitral y la Garantía de Alquiler de la Corte de Arbitraje como una de las medidas más efectivas para reducir notablemente los plazos para ejecutar un desahucio mientras que el Fondo Monetario Internacional ha apoyado expresamente aquellas iniciativas de este carácter destinadas a la mejora y la eficacia y transparencia del mercado inmobiliario en España.

Gracias a nuestro Compromiso Institucional de Calidad, se consigue evitar los perjuicios que provocan los retrasos en la justicia ordinaria. Con nuestro Compromiso de Calidad, cada caso se enjuicia en un plazo máximo de 30 días, contando desde su inicio hasta que se dicta sentencia, y si se retrasa un solo día, La Corte de Arbitraje se responsabiliza adelantando las cantidades reclamadas al demandante, consiguiendo tranquilidad y confianza en el sistema.